Principales destinos

RESERVA NACIONAL DE FAUNA ANDINA EDUARDO AVAROA

La Reserva Nacional de Fauna Andina Eduardo Avaroa (REA) está ubicada al sur del Departamento de Potosí. En una superficie de 7.147 km2, alberga extraordinarias lagunas, una enorme diversidad de flora, géisers y pozos geotérmicos de sorprendentes belleza. La Reserva fue creada el año 1973, tiene una superficie de 714.745 hectáreas (7.147 km2). El Área limita hacia el Sur con la República Argentina y al Oeste con la República de Chile. El clima es frío y seco y está a una altura que oscila entre los 4.200 y los 6.000 metros sobre el nivel del mar.

La Reserva Eduardo Avaroa (REA) está situada en la Cordillera Occidental, caracterizada por extensas mesetas y conos volcánicos. Tiene registradas 102 especies de flora y se estima la existencia de aproximadamente 200 especies de plantas superiores. La zona se caracteriza por los extensos desiertos helados y la pradera altoandina semidesértica. En el lugar es posible apreciar lagunas saladas de origen glacial, bofedales y turberas.

Entre las 96 especies de fauna registradas destacan la vicuña (Vicugna vicugna), el gato andino o titi (Felis jacobita), el suri (Pterocnemia pennata), la soca (Fulica cornuta), la chocka (Fulica gigantea) y las tres especies de flamencos (Phoenicoparrus andinus, Phoenicoparrus jamesi y Phoenicopterus chilensis) que nidifican en enormes colonias. Asimismo se observan algunas especies de aves pequeñas como Upucerthia validirostris, Phegornis mitchelli y otras especies migratorias provenientes del hemisferio Norte.

La Reserva posee los siguientes atractivos:

ÁRBOL DE PIEDRA: Es un conjunto de formaciones rocosas, cuya evolución y forma se debe a la erosión eólica. Este paisaje natural surrealista esta rodeado por un desierto de arena, el panorama deslumbra al visitante.

LAGUNA COLORADA: La laguna Colorada, ubicada a 4.278 msnm, se extiende sobre una superficie de 60 km2. Es una laguna multicolor donde predominan los tonos rojizos, producto de los sedimentos de zooplacton, fitoplacton y otros. El colorido contraste que se produce entre el entorno, los flamencos y el rojo de la laguna deslumbra al visitante.

Este lugar es también conocido como el "Nido de los Andes", cobija a más de 30.000 flamencos de tres especies diferentes que nidifican en él. Es también el albergue de la Parihuana Chica, la más grande de Sudamérica. El paisaje se hace aún más espectacular por la avifauna que se asienta en las aguas coloradas. Se observan tres variedades de aves: la parina chica o chururu, el totoko y la parina grande, que hacen un alto antes de continuar el viaje al norte.

En el camino a la Laguna Colorada se ve el volcán activo Ollagüe, la cadena de lagunas habitadas por flamencos y las aguas termales del Chalviri que contienen agua salada (30º C de temperatura). Entre los atractivos naturales del lugar están las lagunas Chiar Ckota, Hedionda, Ramaditas y Salada, los cerros Ollagüe y Licancabur, las formaciones pétreas de Jara Pampa y la fuerza térmica del Sol de Mañana.

"SOL DE MAÑANA": A una hora de viaje de la Laguna Colorada están los géisers, fuentes intermitentes de agua que brota a una temperatura de 90º C, fumarolas y grietas por donde sale lava volcánica. Se recomienda observar el lugar desde una distancia considerable por la sensibilidad del terreno

LAGUNA VERDE: Se halla en el extremo suroeste de Potosí, a los pies del volcán Licancabur, a una altura de 4.350 metros sobre el nivel del mar. Ocupa una superficie de 17 km2 y su visión evoca el paisaje de fin del mundo. Esta dividida en 2 cuerpos de agua. Su extraordinario color se debe al alto contenido de magnesio que poseen las formaciones geológicas del área. El paisaje se hace verdaderamente fascinante cuando el sol ingresa al zenit.

En las orillas de la laguna se encuentran piedras volcánicas negras de enormes dimensiones y rocas salinas que emergen del interior de la tierra. Aún no se ha podido determinar la profundidad de esta laguna. La paja brava crece en la zona, adoptando las formas determinadas por el curso del viento. Recorrer por las orillas permite tener espectaculares vistas panorámicas de la laguna y de los cerros circundantes, creando hermosos contrastes de colores que se reflejan en el agua

Es un escenario apto para las caminatas, el turismo de aventura y el ecoturismo. Las fechas ideales para este recorrido son los meses de junio, julio y agosto, temporada en la que el terreno está seco, por lo tanto se facilita el ascenso y el desplazamiento. El volcán Licancabur (5.868 m.s.n.m.) tiene una forma cónica casi perfecta. Está inactivo y cuenta con muy poca vegetación (paja brava y gramínea). Está ubicado en el sector oeste de la Laguna Verde y es el límite fronterizo entre de Chile y Bolivia.

El ascenso al volcán toma unas 5 horas, la pendiente es pronunciada y rocosa y el escalador debe enfrentar fuertes vientos originados en el Océano Pacífico. Desde la cima se pueden apreciar los valles profundos y las numerosas lagunas existentes dentro y fuera del parque.